miércoles

COMO SUPERAR UNA RUPTURA DE PAREJA. Parte 3: ACEPTAR

Querido Blog,

No hay que sentirse mal cuando tienes el deseo de regresar con tu pareja a pesar de saber que puede ser nociva para ti. No hay que sentirse mal cuando haces intentos para hacerla recapacitar. No hay que sentirse mal cuando la otra persona insiste en regresar pero tu ya no sientes amor. No hay que sentirse mal por no perder la esperanza. No hay que sentirse mal... en resumén... por hacer en cada momento lo que sientas. Solo has de darte explicaciones a ti mismo. 

Nadie tiene una guia para "la ruptura perfecta". No hay forma de saber cuanto durará todo el proceso, pero hay algo seguro: es un proceso y por lo tanto cuando antes lo aceptemos, mejor. 

Mañana no existe, existe hoy. Tú puedes "intuir" o fantasear con que pasará mañana, pero no deja de ser una idea, deseo, miedo.. que tu mente crea. Lo único que te ayudará en el el camino es que te aferres al concepto: SOLO EXISTE HOY. Lo que hagas, o no hagas, hoy sí afectará irremediablente al día de mañana. 

Sabiendo que el dolor no es malo, simplemente es parte del proceso y que sin duda pasará, debemos aceptar que tu antigua relación está ahora "en una etapa diferente", quizás de ruptura definitiva, o quizá no. Pero en lo único que hay que centrarse es en pasar el dia de HOY. ¿Como te sientes hoy? es la pregunta básica. Si estas fuerte, liberada y positiva, disfruta esa sensación, aumentala, respira muy profundo y mira tu vida con esperanza. Si por el contario hoy extrañas a tu pareja mucho mas que ayer y solo tienes ganas de llorar te recomendaría que llenes tu dia de actividades, deporte, cine, televisión. No le dediques demasiado tiempo a revolcarte en tu dolor. 

Acepta que ya no está. Acepta que tu dia a dia es ya diferente. Acepta que lo importante es hoy: que HOY sigas trabajando, que HOY te arregles y te ocupes de tí, que HOY te sientas una persona productiva, que HOY busques algo que te divierta, que HOY te alimentes bien, que HOY te relajes, y que al final del dia de HOY pienses que lo has superado, que ha pasado un dia más de tu nueva vida. 

Cuando ya estás en esta etapa de la ruptura hay que empezar a relativizar a la otra persona, es tiempo de desmitificarla. 

Nadie es perfecto, nadie es imprescindible para respirar (tu no lo eres para la otra persona así que ella para ti, tampoco). Recuerda que en las relaciones LOS DOS adquiris derechos. No renuncies a los tuyos por falta de energia o por creer que la otra persona regresará contigo si cedes, eso no pasa nunca. Si "cedes" en todo, la otra persona no apreciará lo que tenia, pero si luchas por tus derechos verá que te valoras y que valoras lo que habéis vivido. 

Reflexiona que el aceptar que una relación terminó no te hace mas débil ni "mata" las posibilidades de una reconciliación. Eso no lo sabes tu, no lo sé yo y no lo puede saber nadie, sencillamente porque mañana y todo lo que pase mañana, aun no ha pasado.