miércoles

Cuando El Amor Se Va... (parte 1)


Querido Blog,

Creo que sentirse único/a en la vida es necesario para hacer cosas también únicas. Pero también creo que en determinados momentos debemos recordar que muchas de las cosas que nos pasan les pasa a millones de otras personas únicas diariamente en nuestro mundo. Si hay un sentimiento que nos caracteriza como especie, ese es el AMOR en su plenitud.

El AMOR, para mi, es lo que realmente le da sentido a la vida. Cuando conoces a alguien y tu cerebro empieza a generar esas sustancias locas que hacen que el día parezca mas luminoso, los olores mas intensos, los besos mas interminables y esas mariposas que anidan dentro y que nos recuerdan que estamos mucho mas que vivos. Esa maravillosa ilusión que crea nuestro cerebro es sin duda la mejor de las alucinaciones... hasta que se acaba, porque todo, tarde o temprano acaba.

Cuando se acaba un amor sentimos, en muchas ocasiones, que nuestra vida pierde parte de su sentido. Los días son indudablemente más tristes, lloramos sin saber porque camino del supermercado, las canciones nos llegan mucho más, queremos agarrar el teléfono y decir "VUELVEEEE" y al rato "NO VUELVAS JAMÁSSS" y creemos que nadie puede sufrir por amor mas que nosotros en ese momento ... pues NO.

Podemos considerarnos especiales por nuestros talentos, por como realizamos nuestro trabajo, por lo luchadores que podemos llegar a ser, por el color de nuestros ojos, incluso por nuestra sonrisa o por la forma que vivimos el sexo pero si hay algo en lo que NO somos únicos es en lo que sentimos "Cuando el amor se va". Así que si el desamor ha entrado en tu vida, obsérvalo, vívelo, llóralo, ódialo, perdónate, perdónale porque te aseguro que eso lo están viviendo mucha gente en ese mismo minuto. No eres especial por sufrir, y eso es un gran consuelo.

Lo que sí te puedo garantizar es una cosa (ya que dudo mucho que lo anterior te haya consolado) es que por mucho que estés sufriendo, por mucho que eches de menos a esa persona, por mucho que tu cama esté vacía y te recuerde todo lo que has perdido, si que hay algo que se da en el 100% de las veces: 

Un día, quizás cuando menos te lo esperes, el dolor desaparecerá. Andarás por el mismo camino en el que llorabas antes y pensarás "vaya, no estaba pensando en ella (o en él)" y caminarás mas ligero, y eso pasará una y otra vez hasta que el dolor desaparezca. Sencillamente es así. Pasa.