miércoles

AMOR+DROGAS=ESTUPIDEZ (El Águila Y El Cóndor)

Querido Blog,

Hoy quiero hablar de un tema que me tiene estos días muy sensibilizado, las drogas y el amor.

Lamentablemente hace pocos días murió una persona cercana a mi por causas asociadas al exceso de consumo de drogas en la "fiesta" que tuvo esa noche con su pareja. A la mañana siguiente de esa "fiesta" su pareja le encontró muerto a su lado. Ese hecho y la reacción posterior de su entorno me ha dado mucho que pensar.

Evidentemente yo respeto cualquier acción tomada libremente por adultos consigo mismos, pero quiero soltar unas preguntas al aire sobre el tema de las drogas duras y su uso descontrolado. Que cada uno se las responda a si mismo:

- Porque se necesita una (o muchas) drogas duras cuando estas con tu pareja? el amor no te coloca ya?
- Un nuevo amor es un volver a comenzar... realmente es necesario arrastrar hábitos pasados?
- La mejor opción para superar la muerte de alguien que amas es imitar sus últimos pasos? eso es todo lo que se aprende?
- Que se hace cuando quieres a alguien y disfruta drogándose cada dos, tres, seis días, o cada mes hasta casi caer en coma? aplaudir? reñirle? aconsejarle? alejarte para que no te duela? respetarle? drogarte con el?
- Realmente hay que admirar que alguien aguante 3 días de "fiesta" y probando el aguante de su tabique nasal?
- Quien te recogerá cuando no puedas levantarte ya?

LAS DROGAS NO HACEN AMIGOS, TE LOS ALQUILA. Y LUEGO SE VAN CON EL VIENTO HASTA LA SIGUIENTE RAYA
Imagino que este post no será muy popular, evidentemente me da igual. Pero yo si quiero lanzar un mensaje a quien, como yo, nunca ha sentido deseo real por "meterse" en ese mundo: No lo hagas, nunca compensa. Si tienes un camino en la vida, una meta, hará que te pierdas definitivamente o al menos te desviará durante mucho tiempo. Y si vuelves al sendero que te lleva a tus sueños, ya no serás el mismo de antes. Algo de ti habrás perdido.

Una vez conocí a un dragón, era grande y majestuoso. Sus escamas eran brillantes y sus garras no te hacían daño, te acariciaban. Un día, ese dragón conoció a un precioso Condor negro, que volaba majestuoso buscando su nido. El dragón y el Cóndor se volvieron uno, volando juntos todo volvía a tener sentido para ellos. Siendo diferentes, eran iguales. Un día, el dragón, que parecía indestructible, se enzarzó en su propio deseo y se calló del nido. Ahora el Cóndor tiene miedo a volar, pero volverá a hacerlo, ojalá que mas alto, ojalá que mas seguro, ojalá que no encuentre mas zarzas ni espinas en su camino. Porque aunque la fruta de la zarza sea sabrosa y dulce nunca podrás cogerla sin, al menos, salir sangrando... Por cierto, no sabéis que los dragones no necesitan comer zarzas para reinar en el cielo?

Afortunadamente de una manera u otra..
LOS DRAGONES NUNCA MUEREN
PD. Este post va dirigido a aquellos dragones y cóndores que están aprendiendo a volar.

Asociación de Ayuda a La Drogadicción http://www.fad.es/

Daniel Delevin Página Principal