jueves

SI, PUEDO. parte 1, los niños del Soco.

Querido Blog,

Hace unos dias tuve la SUERTE de poder compartir una jornada con GENTE maravillosa. Ellos son los niños y las mujeres de una de las zonas mas pobres de America Latina (hablando en terminos de medios no en ILUSION, ALEGRIA, LUCHA Y GANAS) se trata del Batey del Soco, muy cerca de San Francisco de Macoris en Republica Dominicana,.

Invitado por otro español, Fernando, fui a dar una de las charlas de motivación que solia dar a los alumnos de interpretación y a empresarios en España. Pero ahora el reto era diferente: Me enfrentaba a gente con necesidades muy profundas y totalmente abandonados por una sociedad tremendamente injusta.

Pero el reto no acababa ahí, Fernando hizo dos grupos: los niños y las mujeres. Primero los peques. DIOSSSS! mas de 20 niños y niñas! Yo realmente me quedé petrificado los primeros minutos. Tanta energia, tantas ganas, tanta ilusión en sus ojos hicieron que cogiera el "toro por los cuernos" y realmente me dispusiera a dar lo mejor de mi. Y lo mejor que pude transmitirles es mi teoria del SI, PUEDO.


Reconozco que aquello fue una locura, mi realidad y la de ellos son totalmente opuestas pero enseguida busque y encontré todo que que SI teniamos en común: LA ILUSIÓN. Ellos seguro que tendrán una vida dificil, seguramente mucho mas dificil que nuestros problemas de primer mundo. Ellos tienen que superar no solo a ellos mismos, sino a una sociedad que les da la espalda y les obliga a creer que es justo que ellos sigan asi por generaciones porque es lo establecido. Que soñar solo les está permitido a los ricos de la capital y que ellos no pueden optar a mas. Pues eso es MENTIRA. Soñar, desear y conseguir los sueños no es patrimonio de una parte del mundo, ni tan siquiera de una parte de la sociedad. Grandes fortunas tambien vienen de gente que no tenia nada y que soñaron un dia ser grandes y sencillamente LO FUERON. Peloteros, futbolistas, grandes empresarios, premios Nobel, estrellas de Hollywood, de rock... etc, muchos de ellos salieron de lugares como el Soco.

Mi objetivo con los mas pequeños fue que descubrieran el valor de dos palabras, que unidas y separadas por una coma pueden hacer que la vida te cambie PARA SIEMPRE, pueden marcar la diferencia entre una vida conformista y el éxito. Entre luchar y perder, entre soñar y conseguir los sueños, entre sobrevivir y VIVIR. Esas simples palabras son las que ellos mismos pudieron sacar en conclusión de la charla: SI, PUEDO.

Fue realmente una experiencia ALUCINANTE, agotadora pero GENIAL. No tengo palabras para definir como me acogieron, incluso muchos de ellos se pusieron sus mejores ropas para recibirme, cuantoooooo cariño me dieron, cuanta confianza, como se les iluminaba sus ojitos oyendo que realmente SI pueden ser como ellos sueñan. Ellos aprendieron que cuando alguien les diga (que seguro que se encontraran en la vida a basura que se los dirá) que no pueden esto o aquello, que nunca serán nada en la vida, que los sueños son para los demás, ellos puedan responder, SI, PUEDO. El poder de estas palabras es ilimitado, te da alas, te da poder, confianza, seguridad, y sobre todo y ante todo POSIBILIDADES.

Claro que sé que lo primero que necesitan ellos es asegurarse el poder comer el dia de hoy, claro que si. Pero para ello tambien hay que tener confianza en uno mismo. Confianza en querer superarse, en encontrar esa ilusión dentro de ellos para empezar a aprender a leer y asi a empezar a construirse un mañana lleno de colores, lleno de ilusiones REALES.

Este día, y espero que le sigan muchos despues, fue un dia de DAR. Fuí muy consciente que para ellos no sería un día más. Para mi tampoco lo fué.

Y por la tarde tocó el turno de las mamás.