domingo

CARTA ABIERTA A MIS CHIC@S QUINCE

Querid@s Futur@s Estrellas,


Una etapa acabó.


Durante muchos meses nos hemos estado acompañando y os he estado viendo dar los primero pasos en este complicado mundo de conseguir tus sueños. ¿A que tenia razón cuando os decía que es emocionalmente muy duro? Pues si, pero ahí estáis, luchando y luchando, cayendo y levantandose, euforicos y deprimidos, queriendo dejarlo y al dia siguiente queriendo comeros el mundo, enfadados y reconciliados....etc...etc... pero siempre ahi. Y eso es lo importante, siempre ahi.


El balance que hago personal es sumamente rico. He aprendido mucho porque me habéis dado mucho. He descubierto a gente super válida que me ha ayudado muchas veces a reconciliarme con mi YO actor y enfrentarme y DESEAR esta nueva etapa con todo el amor de mi corazón.


Quiero agradecer especialmente a toda la gente que colaboró conmigo en el proyecto del calendario. A tod@s l@s chic@s de técnicas por haberme aguantado, soportado, comprendido y respetado tanto. Realmente os admiro, vosotros habéis sido mi soporte cuando creia que todo se venia abajo, deposité parte de la responsabilidad en vosotros y respondisteis de una manera admirable, hubo momentos en los que yo no encontraba fuerzas para seguir y vosotros me la disteis viendo vuestra entrega y PROFESIONALIDAD, a todos, GRACIAS DE CORAZÓN. Gracias por supuesto tambien a tod@s los actores y actrices que participasteis en el calendario, se lo difícil que era la situación (lo viví en primera persona) pero la superasteis con nota. Gracias especiales a Pedro, Johny, Noha y C.M.M. A los tres primeros por su enorme profesionalidad y por creer en mi a pesar de las dudas y las dificultades añadidas. Gracias tambien a la cuarta persona por enseñarme que jamás debo olvidarme de la humildad, en su caso por la falta de, y el respeto ante el trabajo de los demás, que un equipo somos todos y que si tu fallas puedes estropear o entorpecer el resultado final.


Gracias a todo el personal de la antigua Quince por haberme aguantado tanto. Muchas gracias a Antonio y felicidades por haberte superado mes a mes, tu buena disposición y tu eterna sonrisa era y es un referente que nos tranquilizaba a todos. Gracias a todo el profesorado especialmente a ese Crack de la interpretación que es D. Carlos Fuentes, (Chicos, aprovechad cada segundo con él, porque momentos así son muy difíciles de repetir). Gracias a mi adorada Lisi, te admiro mucho, eres una gran actriz y estoy segurisimo de que pronto todo el mundo lo verá porque el brillo de una estrella es imposible ocultarlo durante mucho tiempo. Pero quiero parar especialmente en Aurelio. Aurelio, tu sabes perfectamente y mejor que nadie cuanto y cuanto hemos luchado desde hace mucho tiempo, tu sabes cuantas discusiones y horas de trabajo han hecho falta para que el barco flote y brille en el océano. Sin tu ayuda, sin tu pasión, sin tu buen hacer nunca hubiéramos hecho tantas travesías. Estoy feliz porque esto mismo te lo he podido decir en persona, pero quiero que todo el mundo lo sepa, Gracias.


Pero este articulo va destinado a todos/as esas personas maravillosas y soñadoras que seguís ahi luchando por vuestro sueño, alumnos del presente año de y del pasado. Se que se ve muy difícil alcanzar los sueños, pero es posible. Yo lo hice y lo sigo haciendo y creedme que no tengo NADA diferente ni especial que no tengáis vosotros. Solamente creo en mi y hago de mi sueño el amor de mi vida. No se que será de vuestro futuro, si el año que viene seguiréis en esa escuela u os iréis a otro sitio, No se que profesores tendréis el siguiente cuatrimestre, ni en que ciudad estaréis... eso da igual... todo eso puede ser diferente o igual que ahora, lo unico que no debe cambiar nunca es esa ilusión con la que entrasteis los primeros dias y que os llevaron a dar un paso adelante. Seguid caminando, porque una carrera es eso: un conjunto de pasos, de decisiones. Sed coherentes, compañer@s mios, porque ya no soy mas vuestro tutor, ahora soy vuestro compañero de profesion, uno mas y lo único que me diferencia es la cantidad de pasos y de momentos que logré superar sin rendirme. No os rindais, jamás.

Soy muy consciente del shock que os podido causar el cambio, pero es solo una mini piedra en vuestro camino. Se que tenernos ahí era un referente para muchos de vosotros, os sentíais mas protegidos y respaldados por gente que conoce la profesión profundamente. Pero sed pacientes, nadie nace con el conocimiento, son muchos años luchando y trabajando en este mundo y no se puede pretender que alguien en 4 semanas tenga ese bagaje y la misma experiencia y contactos que los que llevamos casi 10 años metidos en este mundo. Ahora es su momento, el de demostrarlo todo. Y tengo la esperanza que lo harán muy bien.

Y ahora un punto y aparte. El pasado, pasado está. Las discusiones ya resuenan lejanas. Y para bien o para mal, mis queridos Quinceañistas, os di lo mejor de mi. Errores? cometi muchos, sobre todo en confiar en personas que no debía porque luego me utilizaron y desaparecieron (en el mejor de los casos), pero no me arrepiento. No soy perfecto y sobre todo NO QUIERO SERLO!!


Y ahora mi vida sigue, llega el momento de seguir adelante, con la cabeza bien alta sabiendo que he sido coherente. Estoy satisfecho porque lo hice lo mejor que supe, pero mi mundo es otro. No quiero estar tan protegido por esos muros que anclan, quiero volar, quiero subir y caerme, quiero reir y llorar, quiero demostrarme que aun puedo correr sin notar el suelo a mis pies. Que elijo mi lugar en el mundo. Voy a por ti. Voy a por mi.



P.d. Y a ti Biel, Felicidades. Felicidades por estos doce años de trayectoria. Felicidades por los cientos y cientos de alumnos que han pasado por tus manos. Felicidades por haber aguantado. Felicidades por haber triunfado. Eres un triunfador. Pero el ancla era demasiado pesada ya para unas alas tan bonitas, ahora vuela, amigo del alma, donde quieras, donde sea. Porque se que volando eres feliz y me gusta verte feliz. Te quiero mucho, amigo mio, y siempre estoy aquí, cerca tuyo, solo giraté, llámame y ahí estaré. Delevin.


No llores porque terminó, sonrie porque ocurrió